KOSHER

Carnicos, lácteos, pareve

Los alimentos Kosher se dividen en tres categorías: cárnicos, lácteos y pareve. Las siguientes descripciones ofrecen información práctica sobre cómo se puede clasificar su producto o establecimiento.

Carnes: son faenadas por un Shohet (Rabino Faenador) realizando un degüello ligero y preciso.

Dentro de las carnes, el status superior Certificado Kosher es “Halak Beit Yiosef Glatt Kosher”, en el que el pulmón del animal está totalmente liso, libre de adhesiones y de supuestas curaciones.

Lácteos: exclusivamente de animales bíblicamente denominados puros.
Autorizadas: leche de vaca, leche de cabra.
No autorizadas: leche de camello, leche de burra.
– Chalav Yisroel: se denominan así a los lácteos trazados por un Rabino desde el establecimiento donde se ordeñan los vacunos.
– Chalav Stam: se denomina así a lácteos supervisados por un Rabino desde la producción en sí y no desde el ordeñe.

Pareve

Los alimentos que no son ni cárnicos ni lácteos se llaman pareve. Los alimentos pareve comunes son huevos, pescado, frutas, verduras, cereales, jugos no procesados, pastas, refrescos, café, té y diversos dulces.

El pareve presenta menos complejidad kosher que los cárnicos o los productos lácteos, pero hay ciertos puntos que deben conocerse:
Los alimentos pueden perder su condición pareve si se procesan en equipos para carne o productos lácteos, o si se utilizan aditivos derivados de los mismos.

Ciertas frutas, verduras y granos deben revisarse para detectar si hay presencia de pequeños insectos y larvas, los cuales no son kosher.
Los huevos deben revisarse para detectar si hay presencia de puntos de sangre, los cuales no son kosher.

Passover (Pascua Judía): alimentos libres de trigo, avena, cebada, centeno, espelta humectados que hayan comenzado a leudar.
Sobre cualquier estado de su Certificado Kosher, puede consultarnos sin compromiso.

Notas Kosher adicionales

Hay muchos animales pequeños que no son Kosher, incluidos los mariscos, insectos, roedores, animales silvestres y sus derivados.
El Vino: para que éste sea considerado Kosher, las máquinas deben ser manipuladas exclusivamente por un Rabino coordinador y sus supervisores.
La Pascua Judía: La celebración judía de ocho días de la Pascua consiste en un conjunto único de leyes Kosher.
Ningún producto leudado del trigo, avena, cebada, centeno, espelta ni sus derivados pueden ser consumidos durante la Pascua, incluso si el resto del año son Kosher.